El uso de la ventilación mecánica domiciliaria(VMD) se ha visto incrementado en estos últimos años debido al envejecimiento de la población y el aumento de enfermedades crónicas.

Los pacientes que precisan de ventilación mecánica domiciliaria (invasiva o no invasiva) de manera continuada o de forma intermitente lo hacen para corregir la insuficiencia respiratoria crónica.

Gracias al soporte que nos proporciona el ventilador podemos:

– Disminuir la carga de trabajo de los músculos respiratorio
– Corregir la concentración de oxígeno y dióxido de carbono en sangre
– Aumentar la ventilación alveolar y así mejorar el intercambio de gases

La VMD es una disciplina compleja y que requiere de colaboración de un grupo de expertos (entre ellos el fisioterapeuta respiratorio) para garantizar el cuidado idóneo del paciente.

Objetivos a tratar en estos pacientes:

  • Trabajar el aumento de la ventilación alveolar

  • Entrenamiento de la musculatura respiratoria

  • Ayudar en el manejo de secreciones

  • Educación para la salud

En FISIORESPI contamos con fisioterapeutas formados en el campo específico de la ventilación para poder aportar al paciente la combinación de técnicas de fisioterapia junto con la ventilación mecánica para poder dar al paciente la mejor calidad de vida posible y sacarle el mayor rendimiento de ambas terapias.

También apostamos por un diálogo directo con el resto del equipo que lleva al paciente ya que creemos que es importante estar todos luchando en el mismo sentido.

¿Tienes aumento y mal manejo de secreciones?

¡LLÁMANOS, QUEREMOS AYUDARTE!